?>
Tu economía

Trabajar y viajar al mismo tiempo, un estilo de vida que se impone

El trabajo independiente se hace cada vez más atractivo para los partidarios del turismo. Un nuevo estilo de vida que se impone.

Para viajar, se necesita dinero. Grandes cifras para destinos remotos, y algunos billetes para acá nomás. Una verdad que nadie puede negar. Pero también se puede hacer plata al andar. Otra certeza clara, sin temor de errar.

Cada vez son más las personas que eligen viajar y trabajar al mismo tiempo, para financiarse y hacer de esta modalidad un estilo de vida. Una fórmula bastante fácil para los más aventureros y decididos, que se animan a descubrir el mundo sin resignar los ingresos de un trabajo.

De corazones inquietos, o nómades innatos, lo cierto es que esta práctica suma cada vez más adeptos. Por un lado, están los que deciden trabajar en destinos turísticos, en una actividad vinculada que permite solventar la estadía y generar dinero extra. Y aquellos que tienen un oficio o profesión, que admite realizarlo de modo freelance (trabajador autónomo) y que facilita esta modalidad.

INDEPENDENCIA. Daiana Fernández Paduan tiene 27 años, es licenciada en Relaciones Públicas e Institucionales y viaja por muchas razones: “Una de ellas es porque me gusta llegar al límite de mis oportunidades, descubrir qué cosas soy capaz de hacer. Otra, porque viajar hace que me conozca un poco más. Por otro lado, me gusta aprender todo el tiempo, observar, escuchar historias y tener anécdotas para contar”.

Ser freelance, y no depender de los tiempos normales para tomarse vacaciones, es una gran ayuda y muchas veces el empujón final que termina convirtiendo a los viajeros en trabajadores; y viceversa.

Para Florencia Lewis, periodista, viajar es la mejor forma de invertir el dinero, más allá de un inmueble. Con 28 años, trabaja en marketing digital y ya recorrió varios países del mundo. “La riqueza en cultura y aprendizaje que te ofrece este tipo de experiencias es incomparable. Cada destino en el que estuve fue por una motivación diferente: curiosidad, belleza, intriga, abundancia cultural, conocer algo exótico y diferente”.

Pero esta práctica no es exclusiva de los más jóvenes. Personas de todas las edades, apuntalados por las nuevas tecnologías, se animan a hacer turismo y trabajar al mismo tiempo.

“La riqueza cultural y espiritual que se gana viajando, probablemente no se obtenga de otra manera. Es verdad que fortalece el corazón”, aseguró Marcelo Aguirre, un traductor oficial de 47 años que ya recorrió Europa completa y con Asia en la mira.

Pero, no siempre todo es color de rosa. “No todo es tan perfecto, pero tampoco todo es tan malo. Lo que nosotros buscamos es ser felices y disfrutar al máximo cada momento”, subrayó Andrea Pomilio, una periodista que está recorriendo centroamérica de la mano del trabajo nómade.

Las ventajas de viajar son más que las desventajas. “Te hacés mucho más independiente, aprendés idiomas, aprendés a desenvolverte en diferentes grupos culturales, te hace mucho más creativo y hasta puedo decir que te crea ese sexto sentido frente a situaciones donde podés llegar a estar en peligro”, opinó Daiana.

A su vez, las nuevas tecnologías facilitan las cosas. “Gracias a Internet, comunicarse es el menor de los problemas. Aunque el huso horario es un problema cuando hay que resolver algo urgente”, explicó Florencia.

Andrea agregó que quizás unas de las desventajas de este estilo de vida es que literalmente se arranca de cero y se vive el día a día: “al estar en movimiento, siempre te pasan cosas diferentes; algunas más lindas, otras no tanto”.

Sebastián Siseles, director internacional del portal de empleo independiente de Freelancer.com, confirmó que cada vez son más las personas que, aprovechando la libertad de trabajar a distancia y utilizando la tecnología para comunicarse, deciden viajar por el mundo como si fueran unas vacaciones.

“Es una gran ventaja para los amantes del turismo, ya que pueden recorrer el mundo sin dejar de lado la generación de ingresos, ya sea para costear el viaje, extenderlo, o para generar un ahorro que les permita estar un tiempo sin trabajar. Además, el tipo de cambio favorece esta modalidad”, ratificó el directivo.

Cinco claves para los trabajadores nómades

» Anticipación. Las herramientas tecnológicas permiten viajar con un trabajo confirmado. Ya no es necesario empezar a buscar oportunidades una vez en el destino. La App de Freelancer.com permite establecer contactos locales para hacer consultas.

» Wifi y 4G. Un buen servicio de Internet es fundamental. No olvidar llevar todo lo que la computadora pueda requerir.

» Diferencia horaria. Si el viaje va a realizarse al exterior, hay que tener en cuenta el horario local para organizar el trabajo y responder en tiempo y forma.

» Agenda. Tener planificado un esquema en el que sea claro con qué tiempo se cuenta para el ocio y qué tiempo debe ser el que se dedica al trabajo.

» Billetera móvil. Para no tener que utilizar efectivo ni cambiar moneda, lo ideal es contar con dinero electrónico. Un paso más allá es utilizar la tarjeta de débito.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo