?>
Tu salud

Qué son los chakras y cómo afectan las emociones

El mal funcionamiento de estos centros de energía genera enfermedad en el cuerpo físico y trastornos emocionales y psicológicos.

“No hemos sido educados para considerar a la energía como algo fundamental para el bienestar del cuerpo físico, mental y emocional y sin embargo todo es energía y sin esta no podríamos estar vivos”.

Las palabras pertenecen a la licenciada Andrea Paolini, instructora y terapeuta del Centro de Sanación Pránica, quien además agrega: “El cuerpo físico posee chakras o centros de energía por el cual recibe y proyecta energía, cada uno de estos chakras cumplen con una función fisiológica que comanda diferentes órganos del cuerpo y una función psicológica. Por lo tanto, el mal funcionamiento de éstos chakras genera enfermedad en el cuerpo físico y trastornos emocionales y psicológicos”.

Cada pensamiento está siempre generando un estado emocional y esa emoción es energía que se acumula en nuestros chakras. Si los pensamientos son positivos la vibración energética es elevada y saludable para los chakras, que se manifiestan a través de la alegría, salud, buenas emociones, buenos pensamientos y un muy buen entorno y relación con los demás.

En cambio, si los pensamientos son negativos (y reiterados) se genera una vibración energética densa que también se va alojando y acumulando en los chakras, que derivan en innumerables situaciones emocionales, enfermando el cuerpo físico y psicológico.

“Cuando una persona ha tenido una experiencia traumática o fuerte en su vida, se generan energías psíquicas traumáticas que se van alojando en varios chakras y se manifiestan como fobias, pánico, estrés, baja autoestima, inseguridad, depresión, entre otras enfermedades”, explicó la licenciada Paolini.

Las fobias o el pánico son energías de miedo, que cuando a través de las técnicas de sanación se empiezan a remover y limpiar en forma parcial o total, el paciente siente una mejoría definitiva. Al tener pensamientos, sentimientos o hábitos negativos, se genera un entorno que se manifiesta con la misma vibración energética (conflictivo, con personas conflictivas, ira, enojo, violencia verbal y física, miedos, comportamientos compulsivos).

“Con la sanación pránica, a diferencia de otras terapias, se hace hincapié en la limpieza y sanación de los chakras y patrones emocionales enfermos alojados en los mismos. “El cuerpo siempre informa de las emociones que debemos trabajar internamente”, aclaró Andrea.

Y cerró: “Cada célula y órgano de nuestro cuerpo, están literalmente ligados a cada pensamiento, cada emoción, cada palabra perturbadora que emitimos, a cada deseo que tenemos, a los miedos que enfrentamos, y en realidad la lista de sucesos es interminable. Si esta congestión o suciedad no se limpia, el cuerpo se enferma”.

AGENDÁ
Los días 9 y 10 de agosto se dictará el próximo curso de sanación pránica. Para informes o inscripciones, consultá en www.centrodesanacionpranica.com; en Facebook: Centro de Sanación Pránica o a los teléfonos 473-2276 ó 03543-595086.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo