?>
Tu economía

10 formas de manejar correctamente tu dinero

Con la sombra de la inflación instalada en nuestras espaldas, la suma no siempre da. Mirá los consejos de una economista para aprender a manejar tu dinero en tiempo de aumentos.

El dinero ya pasó a ser un valor volátil. Lamentablemente, en un contexto de inflación, la plata va perdiendo progresivamente su valor. Y así, no siempre las decisiones que tomamos respecto a ingresos, gastos o ahorros son las más convenientes.

Para no perder, y apuntar a ganar, Tu Día le pidió a la economista y periodista de La Voz del Interior, Paula Martínez, 10 consejos para que puedas manejar tu dinero con inflación. Como no es posible aislar el efecto de la suba de precios, hay que tener algunas pautas generales para que el balance no nos de tan negativo.

La especialista, también autora del blog MiPresupuestofamiliar.blogspot.com.ar recomendó antes que nada aprender a manejarnos con nuestras expectativas. Y, por supuesto, tener en cuenta esta decena de puntos para tratar de no perder con la inflación.

1. No es lo mismo hoy que mañana. En un contexto inflacionario, un peso de hoy no es igual a un peso de mañana. Este es el concepto que tenemos que tener siempre presente. Para comparar, lo mejor es aprender a pensar en cuánto podemos gastar con nuestro sueldo ahora y cuánto dentro de un mes, dos meses o un año.

2. Santas cuotas. Si podemos elegir entre pagar al contado, o en cuotas, conviene lo segundo. Pero, ¡ojo! siempre y cuando no tengan recargo.

3. Valioso efectivo. Si contamos con algo de efectivo, siempre es preferible usarlo para comprar con descuento y no pagar algo que podríamos comprar en cuotas. Al pagar en efectivo, tratemos de obtener una rebaja.

4. Esperar es perder. Si tenés planificado un gasto, o te surgió un imprevisto, desembolsá apenas tengas el dinero. Por ejemplo, si tenés que arreglar una humedad o reparar una cañería, si te demorás en decidirte, los precios van a aumentar y, a la larga, vas a necesitar más plata para el mismo fin.

5. Pasó de moda. Pagá los impuestos en cuotas. No es como antes, que convenía pagar la cuota única y acceder a los descuentos. Hoy, la inflación le gana a estos beneficios. Una excepción, la posibilidad que da Rentas de pagar impuestos con tarjeta Cordobesa en 6 cuotas como si fuera la cuota única (y con el 10% de descuento).

6. Menos es más. Aprovechá las ofertas, liquidaciones, dos por uno y todo lo que te salga menos.

7. Ojo con las tarjetas. No te guíes por la oferta sino por la necesidad real. Por ejemplo, si tenés que comprar zapatillas para los chicos, buscá la oportunidad de las tarjetas en 12 cuotas. Pero no te enganches con las tentaciones de los plásticos, que te venden un LCD en cuotas interminables y que, muy probablemente, no necesites. Recordá que siempre es mejor tener pocas tarjetas (para no pagar tantos gastos administrativos) y no usar el pago mínimo.

8. Planificá. Hay que aprender a planificar el presupuesto familiar. Y al confeccionarlo, tener en cuenta los aumentos de sueldo y las subas en impuestos o gastos. Así vas a poder distribuir mejor las cargas, es decir, pagar cuando contás con más ingresos.

9. Corre como agua. Tener el efectivo en casa no rinde. Aunque es recomendable tener un colchoncito por cualquier eventualidad. Por ejemplo, no te conviene empezar a guardar la plata en la lata para pagar una fiesta a fin de año. No te va a alcanzar el dinero. Es mejor ir cancelándola de a poco.

10. Puntillosos. Si sos cuentapropista y vas a terminar y cobrar tu trabajo dentro de un tiempo, tené en cuenta que los materiales pueden aumentar cuando recibas el pago. Una buena opción es que el cliente se haga cargo de comprar los materiales.

................................................................

 

Para saber más. En la página MiPresupuestofamiliar.blogspot.com.ar, de Paula Martínez, podés encontrar un montón de ayuda para poder manejar tu economía familiar.

 

 

 

Sumate a la conversación
Seguí leyendo