?>
Tu Día

Qué es y para qué sirve la Programación Neurolingüística

Una disciplina que brinda técnicas para controlar las emociones y conductas. Una especialista explica de qué manera se puede obtener una mejor calidad de vida.

La Programación Neurolingüística (PNL) es una disciplina que ofrece una metodología muy eficaz para descubrir cómo la gente hace las cosas muy bien. Es una estrategia de comunicación, desarrollo personal y psicoterapia que se puede ir cambiando para lograr objetivos específicos.

El entrenamiento de esta doctrina tiene dos áreas principales de aplicación: cómo comunicarse con los demás y cómo comunicarse con uno mismo. Sin embargo, también ofrece respuestas al planteo de cómo hacer cosas con eficiencia.

La magister en psicología cognitiva y aprendizaje, Laura Szmuch, resume de una manera más práctica los beneficios de este entrenamiento: "ofrece una tecnología transmisible que ayuda a mejorar el desempeño y la comunicación, superar limitaciones, lograr objetivos y tener altos niveles de confianza en diferentes áreas de la vida".

Entonces, ¿qué se obtiene al aplicar este modelo? Mucha gente, de hecho, encuentra su propósito en la vida. "La mayoría aprende a comunicarse efectivamente con los otros y mejoran la comunicación con ellos mismos. Otros, se ven motivados a lograr objetivos y estándares altos", detalla la entrenadora en esta disciplina.

Utilizando las técnicas de la PNL, las personas aprenden a cuestionar creencias limitantes. De esa forma, generan nuevas conductas para lograr sus objetivos. También enfrentan sus miedos y se enfrentan a los desafíos.

"Una buena capacitación en PNL es una guía para reflexionar, para autodescubrirse, para dejar fluir las emociones, para lograr objetivos, entre muchas otras cosas. Cuando la gente comienza, se da cuenta que tiene muchísimos más recursos internos de lo que siempre creyó", explica Szmuch.

Para qué sirve

  • Es un reordenamiento de las creencias
  • Permite tener conciencia de la relación entre lo que pensamos y lo que hacemos
  • Es una metodología organizada que facilita aprender modos ecológicos y saludables para resolver conflictos
  • Acelera el logro de objetivos
  • Posibilita manejar los estados internos
  • Intensifica la capacidad innata de todos los seres humanos de aprender cosas nuevas

Seis pasos para poner en práctica la PNL

1. Pensar en lo que deseamos, en lugar de quejarnos de lo que no deseamos. Nuestra atención va hacia donde estamos pensando. Si nos quejamos mucho, vamos a conseguir mucho de eso que no queremos.

2. Desarrollar y practicar la flexibilidad para modificar lo que no nos funciona. Cuestionar creencias limitantes y dejar de hacer lo que no nos sirve, para tener tiempo y espacio para empezar a hacer lo que nos hace felices.

3. Aprender a observar, a prestar atención a través de todos nuestros sentidos. Estar presentes en cuerpo, mente y alma, para tener conciencia de nosotros mismos, de nuestro entorno, y de la gente con quienes deseamos comunicarnos.

4. Mejorar la comunicación con los demás, poniendo énfasis en escuchar lo que dice, en lugar de lo que suponemos que debería estar diciendo. Si el mensaje del otro no fue claro, preguntar hasta asegurarnos de entender lo que nos quiere decir.

5. Alfabetizarnos emocionalmente, es decir, estar atentos a nuestros estados internos, notar qué los despierta, y modificarlos si no son los adecuados para la tarea que necesitamos realizar.

6. Recordar que siempre podemos elegir. Una buena costumbre es, ante cualquier decisión, preguntarnos: ¿Esto es lo que realmente quiero y estoy eligiendo? ¿Esto me acerca o me aleja de mis metas?

Beneficios. Esta técnica permite que las personas se aproximen a hacer realidad sus sueños, a vivir con más placer y a tomar las riendas de sus vidas.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo