?>
Show

Habló Tuta García sobre la pelea en Sabroso: Es una vergüenza

Uno de los dueños de la banda culpó a los cantantes por lo que calificó como "una gresca doméstica". Dijo que David Ortíz "tiene la obligación" de presentarse a cantar.

Tras el escándalo por la pelea entre Wally Mercado y David Ortíz, los cantantes de Sabroso, salió Carlos "Tuta" García a "aclarar" lo que pasó y culpó a los cantantes de lo que calificó como una "gresca doméstica" que le da "vergüenza".

"No queríamos hacer ningún tipo de declaraciones después de esta gresca doméstica en función de que un tiempo atrás tuvimos un hecho parecido y cuando yo salí a hablar no me creyeron", dijo uno de los dueños de la banda en diálogo con Cadena 3.

"Más allá de pertenecer a Sabroso, fue una gresca personal. Quedó todo ahí", empezó a relatar García. "David le increpa a Wally que se tenían que ir porque hacía una hora que lo estaban esperando. Un conventillo de egos que siempre tienen los cantantes. Y ahí se trenzan en golpes de puño", agregó.

"¿Qué quieren los cantantes? Que los aplaudan, sacarse fotos con las chicas, ganar plata y no les importa que tienen músicos y familias atrás", analizó García.

"Es una gresca doméstica como la hubo en la mayoría de los grupos de Córdoba, pero si la intención va a para algún lado o están esperando el momento para esto ya no es una cuestión nuestra", se animó a conjeturar. "Me da vergüenza que hayan ocurrido hechos como estos", agregó.

Ultimatum. García dijo que David Ortíz no se presentó al baile del jueves y que espera que lo haga este viernes. "David tiene que ir a cantar, es su obligación, por él y por las 36 familias que están trabajando en Sabroso".

"David Ortíz entró hace dos años y se le dio la misma participación que a todos. Traía antecedentes no tan buenos y acá se lo ayudó un montón, tendría que ser más bueno", opinó.

Con el ventilador prendido, "Tuta" volvió a relatar: "Se cagaron a piñas dos tipos en un hotel. Uno recibió la peor parte, porque tenía los lentes de sol, por eso se llevó la peor parte. Pero no vengamos a decir 'Ay, alguien me pegó'". 

"Yo no sé qué pensará él, qué pasará por su cabeza", agregó. 

Sumate a la conversación
Seguí leyendo