?>
Policiales

Policía de Córdoba: cada tres días, un agente metió la pata

Diez policías de distintos rangos se vieron implicados en casos de robo, escándalo, violencia y estafa en los últimos treinta días.

La Nochebuena del año pasado trajo una noticia que manchó a la Policía de Córdoba: el subcomisario de Villa Allende, Víctor Ariel Barrionuevo, fue detenido junto a cuatro hombres, que habían ingresado a la madrugada a una casa en barrio Cofico donde jueces y políticos compartían un evento privado, y les robaron joyas, billeteras y prendas de vestir.

El uniformado fue apartado de la Fuerza ese mismo día y la valoración de la presidenta del Tribunal de Conducta Policial, Ana Becerra, fue que ese tipo de hechos “no sólo impactan, sino que dejan muy mal a la población”. 

Para sorpresa y hazmerreír de la ciudadanía, una semana después un policía fue capturado por cámaras de seguridad robando en un supermercado en barrio Talleres Este.

El 8, 9 y 10 de enero cayeron tres policías por diferentes hechos. Primero, un agente circulaba en un auto robado. Aunque intentó hacerse el distraído y conversar animosamente en un control, no logró escapar de la detención.

Al día siguiente, un policía armó un papelón en un local bailable de General Paz: borracho, se resistió a que lo saquen del lugar, y forcejeó a una colega. Luego, lo insólito: un suboficial fue detenido por adeudar cuotas a una financiera que le había otorgado un crédito usando una identidad falsa. 

Otro hecho que llamó la atención fue el pase a retiro de Martín Ladrón de Guevara, quien se desempeñaba como director general de las departamentales sur. Aunque no dieron motivos, días antes se conoció que el comisario ordenó a un móvil trasladar materiales de construcción a su casa en Ordoñez.

En el transcurso de esta semana, un policía se vio demorado por un caso de violencia familiar, dos jefes fueron señalado como ladrones de pertenencias incautadas en allanamientos, y ayer un agente fue descubierto robando autopartes. 

Una fuente del Tribunal Policial dijo a Día a Día que “estos hechos forman parte de un universo aislado que no alarma, ya que en la fuerza hay alrededor de 22.000 efectivos”. En tanto, estos diez policías quedaron apartados de sus funciones. 

Sumate a la conversación
Seguí leyendo