?>
Policiales

Internan en instituto de salud mental a la mujer encerrada por su pareja

Disponen que su hija quede bajo el cuidado de una tía. Oscar Avalos está siendo investigado por privación ilegitima de la libertad y lesiones.

Luego de un procedimiento solicitado por la Fiscal Bettina Croppi en colaboración con la Secretaría de la Niñez, Adolescencia y Familia y el equipo de Salud Mental de la Provincia se ordenó la internación en un instituto de salud mental de la mujer que denunció haber estado encerrada con su hija desde marzo de 2016, bajo amenazas y agresiones por parte de su pareja Oscar Avalos.  

Estos organismo dispusieron también que la niña de ocho años quede bajo el cuidado de una tía. Se trata de una medida excepcional que tiene una duración de 90 días, prorrogables.   

Las disposiciones se conocen mientras la justicia intenta dilucidar la compleja trama detrás del caso y continúa trabajando en las pericias sobre Ávalos, quien permanece detenido e imputado por privación ilegítima de la libertad calificada y lesiones leves reiteradas. La causa se mantiene bajo estricto secreto de sumario. 

Según informó el Ministerio Público Fiscal, la Senaf y el equipo de la Salud Mental trabajaron durante la tarde del martes en el mismo domicilio de la calle Azpeitía de barrio Alto Alberdi, donde continuaban alojadas la mujer, Silvina, y su hija. Allí realizaron las actuaciones y pericias correspondientes y a última hora comunicaron las decisiones adoptadas a la fiscalía.

Según explicaron desde la Senaf, la niña quedó al cuidado de una tía de manera provisoria mientras continúan realizando entrevistas en el entorno familiar para resolver qué es lo mejor para ella.  

¿La escuela? El organismo no ha podido precisar durante cuánto tiempo la nena se habría ausentado de la escuela. Aparentemente estuvo asistiendo de manera intermitente durante los últimos dos o tres meses. 

Según el relato de la mujer, era Ávalos quien llevaba y traía la nena al colegio, pero desde hace un mes y medio ya no concurría. Cursaba el segundo grado de una escuela pública. Tampoco se sabe aún si la institución educativa advirtió la irregularidad o tomo intervención, dado que se encuentra cerrada.  

Es la primera vez que la Senaf interviene, dado que no hubo ningún requerimiento previo vinculado a esta niña y su entorno familiar. Cabe aclarar que existe una denuncia previa por violencia familiar radicada en marzo de 2016 que derivó en la imputación por lesiones leves contra Oscar Alberto Ávalos. Según fuentes judiciales la mujer se presentó meses después para desistir de la denuncia.  

El caso. El domingo 8 de enero la policía llegó a Luis de Azpeitía 1698 alertada por vecinos que escuchaban gritos y pedidos de auxilio desde la vivienda de barrio Alto Alberdi. En una habitación fueron encontradas la madre y la niña en estado de abandono. Silvina estaba semidesnuda, atada y con signos de violencia. Fue la niña la que señaló el lugar donde se encontraban las cinco armas secuestradas.  

La mujer denunció estar encerrada con su hija desde marzo por Ávalos, bajo la amenaza de hacerla despedir de su trabajo y quitarle a la niña. Silvina es prosecretaria en un área civil de Tribunales I y se encontraba con licencia psiquiátrica. 

Sumate a la conversación
Seguí leyendo