?>
Policiales

El acuartelamiento policial llega a juicio

Cuando los 58 acusados se sienten en el banquillo habrán pasado tres años y medio de la trágica noche del 3 y 4 de diciembre de 2013.

El próximo 29 de agosto comenzaría el juicio oral y público a los 58 acusados por el acuartelamiento policial del 3 y 4 de diciembre de 2013, cuando la protesta policial desató una ola de violencia y saqueos. 

Por la cantidad de acusados que serán juzgados por la Cámara 12 del Crimen, las audiencias podrían ser en el Salón de los Pasos Perdidos, en el histórico edificio de Tribunales I, frente al Paseo Sobremonte. Este escenario se utilizó para otro juicio con numerosos acusados: el del sangriento motín de 2005 en la Penitenciaría de barrio San Martín. 

Desde la Cámara 12ª, que para este juicio estará integrada por Gustavo Reinaldi, María Gabriela Bella y Mario Capdevila, también solicitaron un lugar especial para los periodistas acreditados, debido a la cobertura de prensa que tendrá este debate singular.

La causa había sido elevada a juicio en marzo de 2015, pero los diferentes planteos defensivos postergaron su inicio hasta el segundo semestre de 2017. 

18 policías están acusado por instigar al delito y otros 40, por usar los móviles policiales para la huelga, tipificado en la elevación a juicio bajo las figuras de “incumplimiento de deberes de funcionarios públicos” y “uso indebido de caudales públicos”, respectivamente. 

Los 40 eras jefes de sendos móviles. 

La defensa será encabezada por Miguel Ortiz Pellegrini y su hijo Leandro Ortiz Morán. 

Ortiz Pellegrini (exfiscal General de la Provincia) anticipó días atrás que sean citados a declarar Cristina Kirchner y José Manuel de la Sota, máximas autoridades durantes aquella larga noche.

La estrategia defensiva es diluir las responsabilidades de los primeros policías en iniciar la protesta en la falta de envío de fuerzas federales a Córdoba.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo