?>
Ocio

Bailando 2011: Coki Ramírez la rompió y se perfila entre las favoritas

La cordobesa volvió a lucirse y muchos ya la postulan como una candidata a ganar. ¿Será así?

Coki Ramírez volvió a lucirse en la pista de Bailando 2011. Luego de varias semanas de recibir duras críticas de parte del jurado, la cordobesa se reivindicó con el electro dance y en el último programa lo volvió a hacer con el merengue.

Antes de que la cordobesa bailara, Flavio Mendoza y Moria Casán se quejaron de la presencia de la chilena Adriana Barrientos. Mientras la Diva la ninguneó (“Me llamaron de Chile para decirme que no la conoce nadie”, dijo), el coreógrafo se cruzó toda la pista para robarle la costosa cartera y el par de zapatos. Tinelli bromeó: “Es la primera chica del público que para escapar no se va detrás del decorado sino que entra al estudio”.

La mejor del electro dance demostró que siente el merengue como pocas y junto con su soñador Leandro Nimo gastó la pista y el taco (lo rompió). Carmen elogió su figura y su destreza: “Mi estrellita que va creciendo. Viva Córdoba. Un escandaloso voto secreto”. Flavio (9) coincidió: “¡Cómo está creciendo Coki! Me sorprende. Creo que cambió todo cuando decidió a dejar de mirar a mi marido”. Casán (9) exclamó: “Es la primer pareja que pisa el escenario con pasión. Desde que dejaste el canto de lado, te pusiste a bailar. Se ve otra Coki. Hasta te ha cambiado el cuerpo. Son refinados y contundentes”.

Pachano (6) admitió: “Es la primera pareja que hace merengue. Ella ya vino quenchi y creo que se sacó la actitud cansada”. Marcelo Polino cerró la devolución con un 5: “Me gustó mucho, pero el que firma con alguien tiene un bonus track (en relación a que Nimo fue contratado por Mendoza). Como periodista, creo que se largó cuando pasó un día entero con un señor en el edificio donde tiene la oficina Luis Ventura”

La cantante festejó los 29 puntos cantando “Hasta que me olvides” (Luis Miguel), a pedido de Marcelo. “Soy tu rocola del amor”, le dijo al conductor.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo