?>
Córdoba

Fernando Bello: Mi hijito Thomy está aferrado a la vida

El papá valora la recuperación de Thomás. Perdió la visión, pero está recuperando el habla.

El pequeño Thomás Bello sigue apostando por la vida, y se recupera, aunque lentamente, en Minnesota, Estados Unidos, luego de haber sido sometido a un trasplante de médula ósea por padecer adrenoleucodistrofia (ADL), una enfermedad degenerativa.

Por el avanzado estadío de la enfermedad al momento del trasplante, Thomy perdió la visión, en gran parte el habla, y tiene problemas motrices, confirmó su papá, Fernando Bello, a Día a Día. “Ahora el cerebro va desinflamándose lentamente, y empieza a recuperar capacidades que había perdido, como poder comer”, explicó desde el país del norte Fernando.

“Se va comunicando de a poco, pero es todo un proceso, nosotros estamos muy contentos porque no tiene complicaciones serias en lo relativo al trasplante, y las últimas tres resonancias muestran que la enfermedad no ha presentado avances”, detalló.


Sin embargo, es poco probable que Thomás pueda recuperar la visión, algo que sus papás sabían desde el principio. “Lo primero que nos dijeron los médicos era que había riesgo de que pierda sus sentidos. De hecho, el apuro que teníamos por viajar y operarlo era porque la enfermedad alcanzó un avanzado estadío”, indicó.


“Hemos aprendido muchas cosas en este tiempo, hoy valoramos que Thomy está aferrado a la vida, que está con nosotros y que no hay riesgo de que rechace el trasplante”, señaló, esperanzado, Fernando.


“Los médicos también están contentos porque la evolución de Thomás es correcta, tenía una enfermedad muy grave que ahora está detenida, y creemos que va a poder tener una vida normal”, resaltó el padre del niño de 5 años.


En los últimos días, Thomy debió ser internado nuevamente en el Hospital Amplatz, en Minnesota, en donde fue trasplantado el 21 de diciembre pasado, luego de que un fallo judicial ordenara a la Nación, la Provincia y la obra social cubrir los costos del traslado e intervención.


“Ahora está bien, ya volvimos a la casa de Ronald McDonald, en donde están también los Bustos Fierro y nos sentimos un poco acompañados”, dijo su papá.

Mientras sigue con todos los tratamientos recomendados para su recuperación, los Bello creen que recién en junio o julio próximo podrán evaluar la posibilidad de regresar a Córdoba. “Creo que la capacidad de comunicarse va a ser más fácil trabajarla en Córdoba, por el idioma y por otros factores que creemos que ayudarán”, explicó el papá.

El caso
Operación. Thomás fue trasplantado en el Hospital Amplatz, en Minnesota, el 21 de diciembre pasado. A principios de febrero, Thomy fue dado de alta y se trasladó a la Casa de Ronald Mc Donald, mientras sigue con tratamientos y controles médicos.
Acompañados. En los últimos días, el pequeño de 5 años debió ser internado otra vez, pero ya está nuevamente en la casa de Ronald junto a los hermanos Bustos Fierro, intervenidos allí por la misma afección.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo