?>
Córdoba

El pucho volvió con todo a los boliches

Veda al tabaco. En el municipio confiesan su “sorpresa” por el altísimo crecimiento de actas labradas por fumar en el interior de pubs y boliches. Especialistas aseguran que avanza por falta de controles.

La normativa que desterró el cigarrillo de los espacios cerrados de acceso público en la ciudad fue, desde su inicio, un extrañísimo caso de éxito. La enorme adhesión social que captó inmediatamente hizo que se cumpliera casi plenamente desde el arranque, haciendo desaparecer al cigarrillo del interior de bares, restaurantes, shoppings y hasta pubs y boliches. 

Sin embargo, ocho años después de esa formidable veda, el “pucho” parece estar reinstalándose en ciertos espacios nocturnos. El dato surge de la propia Secretaría de Control y Fiscalización municipal, cuyas autoridades se manifiestan “sorprendidas” por el gran aumento de actas que han labrado este año en boliches al detectar gente fumando en su interior, cuando está legalmente prohibido. A la vez, una preocupación en similar sentido manifiesta la Alianza Libre de Humo de Tabaco Argentina (Aliar) sede Córdoba, entidad que denuncia el avance del cigarrillo en el territorio de la noche joven, atribuyendo el fenómeno a la falta de controles estatales.

“Es algo que no pasaba en 2012, ni en 2013: se está fumando dentro de los boliches. Nos sorprende mucho el aumento de estas transgresiones”, señaló José María Fernández, secretario de Control y Fiscalización del municipio. “Durante todo 2013 no superamos las 22 actas, mientras que desde julio de este año a la fecha debemos haber superado las 70”, precisó el funcionario. Según dijo, el incremento no puede deberse a mayores controles sobre ese segmento de locales, ya que el área viene manteniendo una política de vigilancia constante.

Jóvenes, blanco jugoso

La reaparición del cigarrillo en la noche no sorprende a Aliar, que viene estudiando y denunciando el fenómeno en Córdoba y otras ciudades del país. La entidad efectuó incluso estudios y mediciones que grafican esta situación. Otro trabajo –citado por la organización pero elaborado por la Fundación Interamericana del Corazón– realizado en 2013 en 44 pubs y discotecas localizadas en Granja de Funes, Cerro de las Rosas, Nueva Córdoba, Chateau y Quebrada de las Rosas mostró que en el 41 por ciento de ellos se fumaba. A la vez, en el 40 por ciento de los locales se vendían cigarrillos, aunque no está permitido. 

“Ese panorama contrasta con las mediciones que hicimos inmediatamente después de aprobada la normativa antitabaco. Por entonces, se cumplía en un 85 por ciento la veda en pubs y discotecas. A los dos años volvimos a medir, y el porcentaje había bajado al 70 por ciento, con el agravante de que la gente que fumaba en los espacios exteriores (está permitido) lo hacía sobre las puertas de ingreso, con lo cual el humo igual entraba al local”, explicó el médico Bartolomé Lungo, integrante de Aliar. 

El especialista explica que la noche es foco intenso de trabajo de parte de la tabacaleras ya que tiene mayoría joven, precisamente su público meta: “Su blanco central de mercado hoy son los jóvenes de 14 a 18 años, por eso apuntan allí las acciones de promoción y presencia. Las estadísticas muestran que rara vez una persona comienza a fumar luego de los 20 años”. 

Lungo reveló que desde Aliar vienen gestionando reuniones con las autoridades para reclamar mayor control sobre boliches y lugares nocturnos, y también sobre otros segmentos de locales donde detectaron gran cantidad de violaciones a las normas antitabaco, como los quioscos. 

“Ya estuvimos con representantes de la Provincia, pero se excusan diciendo que no tienen poder de policía sobre los establecimientos. Con la Municipalidad aún no logramos reunirnos”, señaló. Y opinó que urge reforzar las tareas de control, que deberían incluir la información pública de los locales que permiten fumar. “Eso ayuda a generar conciencia social y estimula la responsabilidad de los propietarios, que son clave en esto. De lo que se trata es de proteger a los jóvenes, que son el grupo más vulnerable”, dijo.

Destierro legal al cigarrillo

Ordenanza 11.039. Sancionada en 2006, prohíbe fumar en “bares, confiterías, restaurantes, centros comerciales y en todo lugar cerrado de acceso público, con excepción de los espacios abiertos existentes en dichos lugares” en la ciudad de Córdoba.
Carteles. La norma obliga a que todos esos sitios exhiban cartelería advirtiendo sobre la prohibición.
Multas. Establece multas para los propietarios de los locales y los clientes que la violen fumando en el interior.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo