?>
Córdoba

Dioxitek, dos años más en Alta Córdoba

La planta que fabrica dioxodo de uranio para las centrales nucleares podrá operar dos años más en la ciudad por un acuerdo firmado con la Muni ante la Justicia. 

Dioxitek y la Municipalidad llegaron a un acuerdo en la Justicia por el cual la planta que está radicada en Alta Córdoba podrá volver a operar por el lapso de dos años más.

La firma -propiedad del Estado nacional- es la encargada de fabricar el combustible para las centrales nucleares del país a través del procesamiento de uranio.

La fábrica estaba sin operar desde el 10 noviembre del año pasado por una clausura impuesta por la Municipalidad por violar la normativa de Uso de Suelo que prohíbe este tipo de industrias en la ciudad. En ese momento, venció un acuerdo que se firmó en 2012, durante el gobierno de Cristina Kirchner, en el que la Nación se comprometía a trasladar la fábrica para esa fecha.

Dioxitek construye una nueva planta para sus actividades en Formosa, pero el avance de obra no supera el 40 por ciento. 

Según consigna La Voz, Dioxitek y la Comisión Nacional de Energía Atómica (Cnea) pidieron a la Justicia federal una declaración de derecho. En ese marco, el municipio asegura que llegó a un acuerdo, en el que el juez federal Miguel Vaca Narvaja es garante, por el que se permite retomar la producción del dióxido de uranio. Como contraparte, la empresa se “obliga a cumplir con el retiro completo de servicio” de la planta en un plazo de 24 meses desde diciembre pasado. 

En un plazo de 60 días, la firma tiene que presentar un plan de cierre, que se debe aprobar por la Universidad Nacional de Córdoba u otro organismo competente.

Luminarias solares. Dentro del mismo acuerdo, Dioxitek y la Cnea se comprometieron a entregar 400 luminarias solares para ser colocadas en las plazas de la ciudad.

Por la extensión del plazo, la Nación se comprometió a donar a la ciudad un predio frente a la ex cervecería Río Segundo, donde la empresa y la comisión deben construir un parque. 

Sumate a la conversación
Seguí leyendo