?>
Córdoba

Cordobeses alarmados: se vende un 40% más de alarmas para casas

Las familias compran dispositivos más complejos para resguardarse de los delincuentes.

La inseguridad no es sólo una sensación, al menos para las empresas encargadas de conectar alarmas en Córdoba es un dato muy real: afirman que aumentó un 40 por ciento la contratación de estos aparatos con accesorios de alertas en comparación con igual mes del año pasado.Tanto quienes se ocupan de instalar alarmas comunitarias para los barrios, como los que realizan tareas para particulares, coincidieron en que hay preocupación en los frentistas para resguardarse cada vez más de los ladrones.

De acuerdo con fuentes de la Cámara de Seguridad de Córdoba -que agrupa a estas empresas y compañías- en toda la Provincia se estima que hay unas 80 mil viviendas con alarmas y que en Córdoba capital, 50 mil.

Franco Zacco, quien tiene una empresa dedicada a colocar alarmas comunitarias, contó a este medio que trabajan también con la Provincia, y que cada vez tiene más pedidos de centros vecinales por presupuestos para que cada frentista tenga un pulsador y pueda accionar el alerta en caso de hechos sospechosos.

Ésta es una acción que ya vienen realizando varios centros vecinales, más allá de que el miércoles pasado el gobernador José Manuel de la Sota sumó a su batería de medidas esta alternativa contra el delito. Les ofreció créditos del Banco de la Gente para que las cuadras tengan alarmas comunitarias.

"Desde 2009, cuando la Provincia creó las alarmas comunitarias, el uso ya era como una herramienta de prevención. Desde hace dos años las primeras fueron con una sirena y con el pulsador en cada casa. Ahora estamos con un sistema inalámbrico", explicó Zacco. Los costos varían, pero conectarse a una alarma comunitaria cuesta entre 600 y 800 pesos.Al margen de esta opción colectiva, hay también un aumento en la compra e instalación de estos aparatos en las viviendas, de acuerdo con un relevamiento realizado por Día a Día.

En las casas

Ernesto Cavassa, de Monitora Seguridad Inteligente, contó que la suba en ventas en su local llegó al 40 por ciento, en comparación con 2014.

"Hay un incremento en las ventas. La gente confía en este sistema, con aplicativos para celulares que con distintos teléfonos permiten hacer un seguimiento, lo que se llama un botón de asalto", explicó.Junto con la sirena que se activa, lo que más buscan las familias son estas alternativas en las que todos los miembros de la casa pueden bajar esta aplicación y activarla.

"Son monitoreos de geocerca. Es una cerca imaginaria en la que dentro de ese marco la persona se mueve y ante una dificultad, puede activar el botón", agregó.Los costos para las casas van desde 3 mil a 5 mil pesos, depende de las viviendas, así como de la cantidad de miembros que tengan esta aplicación. En una de la agencias de X28 también señalaron que la venta subió y que se colocan sistemas más complejos que las clásicas alarmas, como los botones antipánico en un lugar de la casa.

¿Cuánto cuestan?

Monitoreo barrial: Las alarmas comunitarias tienen un costo por frentistas de entre 600 y 800 pesos, y depende de la cantidad de pulsadores que se deseen pedir por cada casa. Es un gasto por única vez que realiza la familia.

Alarmas en viviendas: Estas instalaciones tienen un costo muy variado porque dependerán de cuántas aplicaciones se soliciten. Tienen un precio estimado de entre 3 mil y 5 mil pesos para la colocación. Además, hay que contar con un pago mensual de unos 300 pesos. Aplicaciones desde celular, otros precios.

Controlan a sus hijos por geocercas

Las familias con hijos cada vez más usan una nueva herramienta que ofrecen las casas de venta alarmas con una aplicación que el chico tiene en su celular.
En estos casos, la persona tiene un recorrido monitoreado como, por ejemplo, la ida y vuelta al colegio. Si el menor se desvía del tramo habitual preacordado con los padres, en la central de alarmas se enciende la primera advertencia.

Ernesto Cavassa, de Monitora Seguridad Inteligente, explicó a este medio que es la más pedida por los papás porque son aplicaciones con geocercas, en tiempo real, en las que se puede conocer adónde está el chico en caso de que se haya apartado de su recorrido. 

“Se acuerda un perímetro de esa cerca, como desde la escuela hasta la casa, y se coloca un rango horario. Esto es seguido desde una estación de monitoreo y cada vez que se da la ruptura de la cerca, se emite una señal de aviso”, precisó el especialista.

Depende cuánto se aparte la persona del recorrido que hace habitualmente serán los distintos niveles de advertencias que se realizarán desde la central de monitoreo.

 

Sumate a la conversación
Seguí leyendo