Córdoba

Para la inflación, sin receta

El Gobierno nacional insiste con la misma estrategia fallida de subir la tasa de interés para contener la suba de los precios.

La difusión del dato de inflación de marzo en Córdoba, volvió a encender las alarmas. Un aumento promedio del 3,4 por ciento en los precios (incluyendo un 2,1 en Alimentos y bebidas) es demasiado para una economía que no termina de despegar. Sumando enero, febrero y marzo, la inflación ya acumula 7,3 por ciento en lo que va de 2017, cifra que, anualizada, podría ubicarse por encima del 25 por ciento. Demasiado lejos de la meta oficial del Banco Central (12 al 17 por ciento) y del tope salarial (18 por ciento) que pretende el Gobierno nacional.

Por ahora, la única respuesta que ensayó el equipo económico del presidente Mauricio Macri ante la nueva disparada de los precios, fue aumentar la tasa de interés. Es difícil pensar que un problema de tal complejidad como la inflación pueda ser resuelto estrictamente con herramientas monetaristas. Y desconocer al mismo tiempo el papel que juegan otras variables, como el impacto sobre los costos productivos de los aumentos de los servicios públicos, el altísimo grado de concentración económica en el mercado minorista, o la pesada presión fiscal que soporta la mayoría de las empresas. 

Insistir en solitario con esta limitada estrategia, no sólo podría resultar en un nuevo fracaso por contener la inflación, sino en seguir golpeando el nivel de actividad económica, toda vez que el encarecimiento del crédito no ayuda a dejar atrás el ciclo recesivo que desde hace meses vive el país.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo