?>
Argentina

Un estudio antropométrico en marcha es fundamental para dar "sustento técnico" a una ley de Talles

El estudio antropométrico iniciado en 2014 "tiene por objetivo definir la forma y dimensiones del cuerpo de la población (argentina)" de entre 12 y 65 años.

Patricia Marino, del Centro de Investigación y Desarrollo Textil del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), aseguró que el primer estudio antropométrico de la población argentina que realiza el organismo permitirá "desarrollar un sistema de talles (de indumentaria) homogéneo y adaptado a los usuarios" de todo el país, lo que consideró fundamental para dar "sustento técnico" a una Ley de Talles nacional.

Esta ingeniera textil explicó que el estudio antropométrico iniciado en 2014 "tiene por objetivo definir la forma y dimensiones del cuerpo de la población (argentina)" de entre 12 y 65 años "según sexo, grupo etario y región del país", información que puede tener "múltiples aplicaciones", entre las cuales "la de desarrollar un sistema de talles homogéneo y adaptado a los usuarios que puedan usar diseñadores, fabricantes y distribuidores".

Además, permitirá "ofrecer a los consumidores una información veraz, comprensible y lo más uniforme posible sobre el talle de las prendas de vestir que se exhiben y ponen a la venta".

Según la especialista, "a nivel internacional más de 60 países cuentan con este tipo de estudio" y la carencia de ese insumo técnico permitió que "las empresas en Argentina definan sus talles de acuerdo a su propia experiencia", utilizando escalas diversas como "L,M,S o bien 1,2, 3 u otro que la firma considere".

"Esta situación causa mucha confusión en los consumidores ya que aún dentro de una misma marca se utilizan distintos sistemas de identificación", dijo. Justamente por ello, entre los objetivos específicos del estudio está el de "conformar una nueva normativa" para la clasificación de la indumentaria en función de las medidas corporales, que esté "basada en parámetros realistas" y que sirva de base para "reglamentar las leyes provinciales y nacionales relacionadas con la utilización de medidas en la industria de la confección".

Para realizar el estudio, es necesario relevar las medidas corporales de la población por sexo, edad y región del país, para lo cual el INTI adquirió un escáner corporal 3D capaz de "generar en pocos segundos una imagen tridimensional completa" de una persona, de manera "precisa, sin contacto, sin interferencia y sin riesgo".

"En 2014 se realizó una prueba piloto en Tecnópolis y en 2015 se hizo un estudio muy completo en Mendoza que contó con el apoyo del gobierno provincial. Posteriormente el equipo se instaló en INTI Migueletes realizando mediciones a distintos grupos y en 2016 se llevó a cabo un estudio en Campo de Mayo mediante un acuerdo con la Escuela de Suboficiales", contó.

La especialista advirtió que "llevar adelante un estudio de estas características es complejo" y el proyecto "avanza de manera muy lenta por falta de presupuesto fundamentalmente para resolver el tema logístico a nivel de regiones del país".

La directora de Anybody Argentina, Sharon Haywood, aseguró que el estudio es "importante" porque hasta el momento "no sabemos cómo son los cuerpos argentinos". "Un resultado preliminar del estudio del INTI, con una muestra más chica, mostró que la mujer argentina (promedio) está entre un talle M y L, nada que ver lo que piensa la industria de la moda que prefiere vender en talles más chicas", agregó.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo