?>
Argentina

Científicos argentinos hallan remedio contra el gorgojo

La solución llega mediante el uso de un cebo alimenticio y el hongo patógeno de insectos Beauveria bassiana. Mirá cómo funciona.

Científicos del Instituto de Investigaciones Bioquímicas de La Plata desarrollaron una trampa que elimina a los gorgojos. Esta plaga causa la pérdida de un 30 por ciento de la producción agrícola mundial cada año durante la última etapa de la comercialización.

La solución llega mediante el uso de un cebo alimenticio y el hongo patógeno de insectos Beauveria bassiana, una alternativa al uso de pesticidas químicos, no contaminante y  muy usado en todo el mundo para el control de este tipo de plagas. 

Como el gorgojo de la harina (Tribolium castaneum y T. confusum) es muy resistente a muchos pesticidas químicos y naturales, los científicos lograron modificar genéticamente al hongo para que ataque al insecto con mayor precisión y suprima su sistema de defensa.  

El hongo entomopatógeno expresa naturalmente un gen que le permite atacar al insecto, por lo que los científicos lo inducen a manifestarlo en una taza más alta.

En diálogo con la Agencia CTyS, el responsable del proyecto, doctor en Ciencias Químicas e investigador del Conicet, Nicolás Pedrini, explicó: “aumenta la eficacia del hongo y degrada las feromonas de defensa que el insecto secreta, lo que hace que esté más inerme ante cualquier ataque. Esto nos permitió aumentar la eficacia y la virulencia del hongo entomopatógeno frente a ese insecto particular”.
La trampa desarrollada por el equipo de investigación está pensada para que funcione dentro de los molinos ya que “una de las cosas más reportadas es que en los depósitos los gorgojos colonizan todo el establecimiento y no solo el silo”, cuenta Pedrini y aclara: “la idea es empezar a controlar los gorgojos en todo el establecimiento  para evitar la reinfestación propia del molino a los silos”.
Para comprobar el rol de este gen, en el laboratorio los investigadores trabajaron con dos  versiones del hongo genéticamente alteradas y compararon el nivel de mortalidad que produjeron en los insectos.
“El hongo que expresa el gen normalmente (wild tipe) tiene el 20 por ciento de mortandad. El que no lo expresa (knockout) pasó de 20 a menos de 10 por ciento. Lo más interesante es que el que lo sobreexpresa pasó del 20 al 40 por ciento”, especificó el investigador.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo