?>
Ocio

Pity, en el momento más difícil de su carrera

No se sabe si el del viernes fue el último show de los Intoxicados, pero sí se puede afirmar que fue de lo peor de su breve trayectoria, y que no justificó su lugar en el cierre de la noche. Lo cierto es que el número de fondo debió ser Babasónicos, que mostró un superlativo derroche de recursos.

Con una orquesta de músicos invitados, Pity saludó al público para iniciar una actuación que se pareció más a una noche de zapada con amigos que a un show de rock. Por ese lado hay un punto a favor para Pity, ya que siempre viene bien que alguien esquive un poco la demagogia festivalera. Y como el ex Viejas Locas es de “colgarse” un poquito, con una lista de tan sólo nueve temas (no había tiempo para ensayar más con sus ocasionales compañeros, claro) hizo un largo segmento, que su público siguió atentamente, más allá de haberse quedado con las ganas de revolear trapos y remeras. Así, pasaron versiones cambiadas de Lo artesanal, ¿Qué vas a hacer tan sola hoy?, Perra, Volver a casa y Reggae para los amigos. En el final Pity convocó a Skay Beilinson, para una zapada memorable. ¿Punto final?

Sumate a la conversación
Seguí leyendo